8 Áreas que son afectadas por el TDAH (trastorno de déficit de atención con hiperactividad)

Cuando recibimos el diagnostico de que uno de nuestros niños sufre TDAH (trastorno de déficit de atención con hiperactividad) sentimos un duelo. Parece que la esperanza queda desvanecida, sin embargo, debemos informarnos y conseguir la ayuda y herramientas que se necesita en la casa, escuela y otros medios para ayudar a quien sufre TDAH a salir adelante.

Debemos escuchar a expertos explicar lo básico sobre TDAH, saber cómo afecta la vida diaria de la familia y la respuesta a preguntas comunes. Debemos conocer lo que siente nuestro niño. Si sabemos lo que está sucediendo, podremos guiar el barco a diario y en medio de las tormentas.


¿Qué es TDAH?


Es una condición a nivel del neurodesarrollo, que hace más difícil que los chicos se concentren, atiendan, o permanezcan sentados y controlen su impulsividad.


Estas son algunas áreas, entre muchas otras, que pueden ser afectadas por el TDAH:


1. LA CONCENTRACIÓN



La capacidad de concentrar su atención en un punto o alguna cosa, y mantener el nivel de interés y compromiso. Esto puede traer problemas en: Mantener su enfoque en lo que piensa, terminar lo que empezó y seguir instrucciones. Parecen soñar despiertos o se distraen con mucha facilidad. Les es difícil perseverar en una tarea, a no ser que les guste mucho.

2. LA ORGANIZACIÓN



Es la capacidad de ordenar los pensamientos, tomar notas, organizar su tiempo, espacio personal y planeamiento, para llevar a cabo sus ideas. Esto puede traer problemas en: Recordar información importante, seguir instrucciones, tener el orden que necesita (conocer donde esta cada elemento necesario para la tarea) y manejar su tiempo con eficacia.


3. LAS EMOCIONES


Esto es algo que ha traído algunas dificultades para entender al que sufre TDAH, ya que tiene dificultad para respetar las reglas sociales y turnos. Muchas veces hace comentarios negativos y no presta atención. Incluso su “mal” comportamiento, puede afectar su auto estima y motivación, haciéndole pensar que “es malo” o “no bueno”, lo cual puede ser un obstáculo para hacer amigos y mantenerlos.


4. CONTROL DE IMPULSOS



Esto significa poder controlar sus emociones, impulsos y conducta, ser capaz de calmarse. Esto afectara en: Su auto control para retrasar su gratificación o la gratificación diferida. Las palabras brotan de él o ella, sin pensar, sin filtrar sus pensamientos antes de decirlos. No mide ni evita los peligros.


5. LAS INSTRUCCIONES


Parece que no escucharan y les es difícil seguir instrucciones. Les es difícil terminar tareas y sus emociones son afectadas a causa de la falta de control de impulso y las frustraciones que sufren. Esto los hace muy propensos a berrinches.


6. LAS SEÑALES

Pueden no reconocer las señales no verbales e interrumpen a las personas. Puede reaccionar sobremanera a estímulos sensoriales, como sonidos, olfato y sabor.


7. CONTROL FÍSICO


Sus movimientos corporales, tanto grueso como fino, su nivel de actividad y cuán rápido habla. Esto afectara en: Su habilidad para esperar y no interrumpir una conversación; su sistema motor grueso muchas veces hará que sean torpes y su sistema motriz fino podrá afectar su escritura, artes etc.


8. HABILIDADES SOCIALES



Normalmente tienen problemas con las habilidades sociales. Les es difícil esperar turnos. Les cuesta quedarse sentados en la escuela. Actúan sin pensar, al parecer, no entienden las consecuencias de sus actos. Pueden ser muy torpes al jugar y no miden riesgos.


Estas características deben manifestarse, al menos, en dos lugares y por espacio de más de seis meses.

Es muy posible confundir los síntomas si el niño(a) tiene problemas en la casa o la escuela, por esta razón es necesario que el comportamiento y los síntomas sean notorios en dos o mas ambientes.


Es importante evaluar la salud del niño(a)

Existen problemas de salud que pueden ser confundidos con los síntomas del TDAH, como un problema de vista u oído. Por esto, es importante descartar cualquier problema que pudiera tener el niño. El niño puede parecer inatento, o por ejemplo no copiar tareas, ya que no ve o no escucha bien, etc.


Problemas emocionales

Debemos estar seguros que el niño(a) no esta siendo afectado por un problema emocional, por ejemplo, que esté sufriendo abuso intrafamiliar u otros problemas en el hogar o escuela. Estos problemas pueden ser confundidos con TDAH, ya que hacen que el niño(a) pueda estar distraído, inatento, sin terminar tareas, etc.

Perfil Face.jpg